Hiperplasia o crecimiento prostático

Urología Mexicana Avanzada Services Hiperplasia o crecimiento prostático

La hiperplasia prostática es el aumento del número de células de la próstata. Puede llegar a crecer con o sin presencia de cáncer. A partir de los 40 – 45 años empieza a crecer y puede comprimir la uretra, esta compresión en la uretra es la responsable de las dificultades al orinar en los hombres.

¿Cuáles son los síntomas que se presentan si tengo hiperplasia prostática o crecimiento prostático?

El crecimiento de la próstata dentro de la uretra ocasiona dificultad para orinar: ardor al orinar, aumento de la frecuencia de querer orinar así como, urgencia de hacerlo, por lo general son los primeros síntomas.

Disminución de la fuerza del chorro de la orina, despertar muchas veces por la sensación de querer orinar, quedarse con las ganas de seguir orinando, gotear mucho al final de orinar.

Cuando los síntomas son muy severos, el paciente puede llegar a no poder orinar o taparse de la orina (usualmente ocurre en las madrugadas) y necesitar la colocación de una sonda para drenar la orina. Estos son los síntomas cuando se establece un cuadro avanzado.

¿En qué consiste el Chequeo Prostático?

Es cuando el paciente se realiza de manera oportuna una revisión prostática y así poder dar las opciones de tratamiento con intención curativa.

¿Qué estudios debo realizarme para un chequeo de próstata?

Ultrasonido de vejiga y próstata con orina residual, antígeno prostático específico (ambos necesarios).

Además para complementar una evaluación urológica deben solicitar: examen general de Orina, Urocultivo.

Otros estudios menos frecuentes que se solicitan y que son de acuerdo a la evaluación de cada paciente: uroflujometría, cistoscopia, urodinamia, ultrasonido renal.

¿Qué es el Antígeno Prostático?

Es un estudio en sangre que debe realizarse a todos los hombres mayores de 40 años. Es una enzima que se produce en la próstata. Una elevación del antígeno prostático puede ser debida a diversas causas, entre ellas la de mayor preocupación es la presencia de Cáncer Prostático.

¿Qué Indica el Antígeno Prostatico?

Es una sustancia que se produce en la próstata y nos indica la posible presencia de una tumoración dentro de la próstata, sin embargo, puede verse alterado su valor por varias causas como la de portar sonda para orinar. Su valor es de acuerdo con la EDAD de cada paciente y no un rango para todas las edades. Por lo que se debe realizar una evaluación personalizada por cada paciente integrando la exploración física.

¿Por qué me puede salir alterado o elevado el Antígeno Prostático?

  • Puede elevarse en aquellos pacientes que tienen sonda para orinar.
  • Después de haberle realizado tacto rectal recientemente.
  • Haber tenido relaciones sexuales previo a la toma del Antígeno Prostático, por lo que es una recomendación el no tenerlas si se está pensando en no tomarse un Antígeno Prostático.

¿Para qué sirve el tacto?

Ayuda a estimar el tamaño de la próstata, su consistencia como la presencia de tumoraciones, es decir, zonas induradas que nos orienten a la posibilidad de cáncer.

¿Qué significa que en el ultrasonido de mi próstata diga que tengo vejiga retencionista o retiene orina?

Cuando se ha realizado un ultrasonido de próstata y la capacidad que la vejiga reporta que acumula orina; o cuando queda posterior a la micción y nos reporta una cantidad significativa de orina después de orinar, eso significa que la enfermedad ha avanzado que puede llegar a ocasionar que la orina se regrese por los conductos que son los uréteres hasta llegar a los riñones y empezar a dañarlos y finalmente desencadenar una insuficiencia renal.

¿En el ultrasonido se puede ver si tengo cáncer de próstata?

NO, la presencia de imágenes sospechosa pueden deberse a procesos inflamatorio infeccioso antiguos. La única evaluación hasta el momento que indican la probabilidad de tener Cáncer de próstata son: el antígeno prostático y evaluación del tacto rectal.

¿Debo realizarme un ultrasonido de la próstata y para qué sirve?

Si, y nos sirve para ver mediciones de vejiga, en parte para determinar su funcionabilidad. Debe ser indicada por un médico especialista.

¿Qué pasaría si no realizo mi chequeo y tengo muchas dificultades para orinar?

Pueden surgir complicaciones, ocurren dependiendo de la severidad de los síntomas y daño previo a la vejiga como por ejemplo en pacientes diabéticos.

Las complicaciones pueden ser:

  • Puede llegar a generar Insuficiencia Renal.
  • Infección de vías urinarias muy frecuentes.
  • Descompensación de la vejiga. A medida que la vejiga ejerce fuerza para empujar la orina por la uretra, su músculo se va debilitando.
  • Formación de piedras (cálculos) en la vejiga.
  • Falla completa de la vejiga, es decir que no funcione y no se pueda contraer, es cuando el paciente ya no puede orinar hasta llegar a taparse.
  • Si no se realiza el chequeo, no sabría si puede existir cáncer de próstata en evolución.

¿A qué edad debo realizarme un chequeo de Próstata?

La edad, a partir de los 40 años el riesgo se incrementa y a mayor edad es mayor riesgo de presentar cáncer de próstata.

Antecedentes familiares de Cáncer de Próstata como padre, hermanos, tíos. En ellos el chequeo debe empezar antes de los 35 años porque le riesgo de tener cáncer de próstata es 5 veces mayor que en las demás personas.

¿Debo realizarme una flujometria si tengo problemas para orinar?

La flujometria está indicada en pacientes seleccionados en los que se necesita saber el grado de cierre del conducto por donde orina (uretra). También se realiza en paciente que tengan otras enfermedades y no solo crecimiento prostático. En ocasiones nos ayuda para tomar decisiones de operar o no al paciente.

¿Cuáles son las opciones del tratamiento del crecimiento prostático?

  • Vigilancia activa con chequeos periódicos, lo determina el especialista.
  • Tratamiento medicamentoso.
  • Tratamiento quirúrgico.

¿Existe medicamento para el crecimiento de la próstata?

Existen medicamentos que se agrupan: en alfabloqueadores, inhibidores de la 5 alfa reductasa y extractos de plantas (fitoterapia). Sin embargo, todo depende de la evaluación que se realice al paciente. Se utilizan en aquellos en los que no tienen indicación de cirugía por lo regular.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento quirúrgico para el crecimiento prostático?

Para aquellos que no existe la sospecha de cáncer de próstata, las opciones son:

1) Resección transuretral de próstata (o raspado de la próstata).
Se realiza en quirófano bajo anestesia, consiste en introducir un aparato o instrumento con el que se realiza el raspado de la próstata por el conducto donde sale la orina (uretra). Es una técnica muy frecuentemente empleada con buenos resultados. La sonda transuretral se deja en promedio de 3 a 5 días y en algunos casos se retira el mismo día, o lo que considere cada médico. No olvidar que cada paciente es un organismo diferente esto puede variar en cada uno.

MONOPOLAR y BIPOLAR, son sistemas con los que se realiza la resección de próstata, su diferencia es que el Bipolar nos genera más potencia para disminuir el sangrado.

2) Cirugía con láser verde (Green Light).
Ofrece mejores resultados en la recuperación que la resección convencional de próstata (o raspado), principalmente disminuye el sangrado. Su desventaja es el costo.

3) Cirugía Abierta (o Prostatectomía abierta).
Indicada en pacientes en donde no hay sospecha de cáncer de próstata y en pacientes seleccionados. Las desventajas con respecto a la resección de próstata o raspado, es que se realiza una herida justo debajo del ombligo de tamaño considerable, es más dolorosa para el paciente y el tiempo de recuperación es mayor por el mismo hecho de cicatrización de la herida, así como el tiempo de hospitalización es mucho más que la resección de próstata. La cirugía abierta casi no se realiza si se tiene al alcance el procedimiento de la resección o raspado de la próstata que es más conservador y menos invasivo.

4) Prostatectomia por medio de Laparoscopia.
Está indicado en próstata de gran tamaño. Su desventaja es el costo por el equipo técnico que se emplea. Ventaja: es mucho menos dolorosa que la cirugía abierta y la recuperación es muy pronta.

Somos un equipo de especialistas en este tipo de procedimientos y certificados por el Consejo Mexicano de Urología